Wednesday, May 03, 2006

| VII |

Esas largas serpientes rayadas
te pueden conducir a cualquier sueño.

El conductor y su acompañante ruedan
se gasta la pintura blanca.
Irrumpe el sol en el parabrisas
un camino se abre en cuatro direcciones
el cansancio elige un desvío
por enésima vez
vuelven al mismo punto.
¿No pasamos antes por acá? - pregunta ella -
él sonríe acomoda el espejito
detiene el auto en la banquina
queda inmóvil mirando el volante.
Amémonos en el asiento trasero - dice ella -
tengo las piernas acalambradas
él no quiere perder tiempo
mejor hubiera sido viajar solo
enciende el motor.
Ella llora detrás de los lentes
y pregunta: ¿cuánto falta?
un cartel indica: 200 kilómetros al destino.
El viaje se hace interminable.
Domingo 03/04/05 1:36 am.

Labels:

2 Comments:

Blogger Bullit said...

o que posso dizer é que escreve belas poesias!
beijos
Bullit

9:53 PM  
Blogger Nuno Filipe Silva said...

sus palabras me encantan.

9:58 PM  

Post a Comment

<< Home